DETERMINAR EL CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO

APRENDAMOS A DETERMINAR EL CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO

Como cualquier ejercicio de planeación, determinar el ciclo de vida de un producto, es una forma de proyectar la rentabilidad a futuro de nuestra empresa o negocio.  Este ejercicio lo realizamos sea para proyectar el volumen de producción posible, o para visualizar los estimados de ganancia.

Todo producto tiene un ciclo de vida propio en el mercado, su paso es propio y permanencia en el mercado, corresponde al nivel de impacto que tiene entre los consumidores, a o que significa, en términos de intercambio comercial y en muchos casos a su trascendencia a nivel cultural, como lo pueden ser por ejemplo, aquellos productos que parecieran ser imperecederos a nivel  de lo que significa la marca, como lo son productos como Coca-cola.

Haciendo un símil con el proceso evolutivo de los seres vivos en el plantea, para los productos se ha desarrollado una escala de evolución, una especie de paso a paso en el que se integran las etapas primigenias de cualquier producto, su etapa de crecimiento y desarrollo, una etapa de establecimiento dentro del mercado y finalmente un declive.  Algunos autores también hablan de incluir una etapa adicional, que es la de la desaparición.

Etapas de un ciclo de vida de un producto

  1. Introducción
  2. Desarrollo o crecimiento
  3. Madurez
  4. Declive
  5. Desaparición

Es sumamente importante que todo emprendedor pueda reconocer integralmente, como afrontar sus productos, cada una de estas etapas, en parte porque este conocimiento le ayudaran a tomar las decisiones correctas, a la hora de realizar ajustes necesarios para saciar una mayor rentabilidad a su negocio.  Un ejemplo clarísimo de ello, es cuando en la primera etapa, en la cual el producto puede ser desconocido para os consumidores, es necesario el poder adoptar una estrategia de marketing que lo posicione.

De igual manera una vez logremos madurar el producto, será necesario otro tipo de estrategias de marketing, que nos ayuden a mantener y el nivel de consumo del producto.  Ahora, cómo podemos establecer un menor margen de error a la hora de determinar el ciclo de vida de un producto?  No es un hecho fácil de obtener, teniendo en cuenta que estos ciclos son deducciones, casi intuiciones que son construidas con base en información, pero que no dejan de ser una mera especulación.

Pese a esto, en  existe una metodología que se desarrolla para determinar unos parámetros, establecidos para cada etapa del ciclo de vida del producto.  Esta información puede ser obtenida a través de sondeos, estudios estadísticos y remarcan es aspectos motivacionales que pueden incidir  en su comportamiento en el mercado.

Parámetros a revisar

  • Rentabilidad
  • Competencia
  • Penetración
  • Conocimiento del producto
  • Clientes
  • Competencia
  • Volumen de ventas esperado
  • Cambio tecnológico

Para finalizar, quisiera recalcar en la importancia de reconocer el ciclo de vida de nuestros productos, ya que esto nos ayudara a anticipar los saltos y fluctuaciones que puede tener el mercado, y estar preparados en un mercado donde se juega mucho mas a la incertidumbre es una gran ventaja.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *